FUTBOLISTAS HISTORICOS DE LA SELECCION ESPAÑOLA DE FUTBOL: EMILIO BUTRAGUEÑO

Share |

Emilio Butragueño


Emilio Butragueño Santos

Emilio Butragueño Santos nació en Madrid el 22 de julio de 1963. Jugaba de delantero centro y desarrolló la práctica totalidad de su carrera deportiva en el Real Madrid de la Primera División española, jugando desde 1995 hasta 1998 en el Atlético Celaya mexicano.

Socio del Real Madrid desde el día después de su nacimiento, estudió en el Colegio San Antón y posteriormente, al trasladarse su familia a otra zona de Madrid formó parte del equipo de baloncesto del colegio "Calasancio". Inicialmente y hasta los trece años no jugaba a fútbol y posteriormente se entrenaba en los regates con su pastor alemán llamado "Merry". El 13 de julio de 1980 formó parte del equipo vencedor del "Torneo AS" por lo que su padre le llevó a realizar una prueba para ingresar en el Real Madrid en la que no fue admitido. Posteriormente realizó una prueba satisfactoria para el Atlético de Madrid, entrenando tres días con este equipo. Su padre se negaba a enviarlo al club rival y, hablando con directivos del Real Madrid, consiguió que le realizaran una segunda prueba en la que el pequeño jugador brilló con luz propia, siendo aceptado para ingresar en las categorías inferiores del club.

Formó junto a Míchel, Sanchís, Martín Vázquez y Pardeza una generación conocida como la "quinta del Buitre".

Debutó con el Castilla, equipo filial del Real Madrid, el 24 de abril de 1982 en el Bernabéu, venciendo por 2 a 1 al Real Oviedo. En la temporada 1983-84 ganó la liga española de segunda división.

El 5 de febrero de 1984 debutó a domicilio frente al Cádiz CF en la Primera división española, en el equipo entrenado por Alfredo Di Stéfano. Salió desde el banquillo en el descanso, sustituyendo a Santillana, cuando su equipo perdía por 2-0. Marcó dos goles y dio en el tiempo de descuento el pase del gol de la victoria. La alineación inicial de ese día era Miguel Ángel, Chendo, San José, Bonet, Camacho; Sanchís, Gallego, Ángel, Martín Vázquez, Juanito y Santillana. A partir de ahí disputa 10 partidos con el primer equipo, marcando cuatro goles.

Su fantástica irrupción en el fútbol español le valió para ser convocado por el seleccionador nacional Miguel Muñoz para disputar la Fase Final de la Eurocopa de Francia 1984 (donde España fue subcampeona), aunque no llegó a debutar. Su convocatoria fue de rebote puesto que sustiyó en la lista al lesionado Poli Rincón, el cuál se lesionó durante la concentración preva a la Eurocopa.

En ese momento el Real Madrid llevaba tres años sin ganar la liga y existía un descontento de la afición tal, que el filial llevaba más gente al estadio que el primer equipo. La promesa madridista empezó a hacerse realidad y los aficionados comenzaron a conocer su proverbial timidez fuera del terreno de juego y su desparpajo en la cancha y se convirtió en un ídolo de masas poco después, cuando en una remontada histórica, el 12 de diciembre de 1984, tras haber perdido el partido de ida por tres a cero contra el Anderlecht en octavos de la Copa de la UEFA, marcó tres goles y el Real Madrid ganó el partido por 6-1.

Su debut con la selección se produjo el 17 de octubre de 1984 en Sevilla frente a Gales, en partido de clasificación para la Copa del Mundo de Mexico 1986. Salió como titular y marcó el definitivo 3-0 en el minuto 90 de partido. Se hizo fijo en las convocatorias de la selección desde entonces, consiguiendo la clasificación para el mundial.

Con el Real Madrid consigue dos Copas de la UEFA (1984/85, 1985/86), una Copa de la Liga (1985) y una Liga (1985/86). En el plano individual se le concede el Trofeo Bravo (1985 y 1986) al mejor jugador joven europeo.

Es incluído en la lista de convocados para la Fase Final de la Copa del Mundo de Mexico 1986. Juega de titular en la delantera con Julio Salinas. España queda emparejada en la fase de grupos junto a Brasil, Irlanda del Norte y Argelia. España debuta el 1 de junio frente a Brasil en Guadalajara. España pierde por 1-0 pero le fue anulado un gol legal a Michel antes de que marcaran los brasileños. En el segundo partido, España se la juega ante Irlanda del Norte, puesto que está obligada a ganar. Al minuto de juego, Emilio Butragueño aprovecha un fallo defensivo irlandés para marcar el 1-0. España ganaría por 2 a 1 y llegaría a la última jornada frente a Argelia dependiendo de sí misma para acceder a Octavos. España vence por 3-0 pero Butragueño es sustituído tras el descanso por Eloy y no consigue marcar. La selección española se clasifica segunda de grupo, por detrás de Brasil, y se mide a Dinamarca en Octavos. Dinamarca venía de arrasar en su grupo a selecciones de la talla de Alemania Federal, Uruguay y Escocia, y era clara favorita, no sólo para eliminar a España sino para ser campeona. La "dinamita roja" estaba formada entre otros por Soren Lerby, Michael Laudrup, Elkjær Larssen, Morten Olsen y Jesper Olsen. Dinamarca se adelantó de penalti y parecía que iba a derrotar fácilmente a España. Pero justo antes del descanso Emilio vuelve a aprovechar otro error de la defensa danesa y hace el empate. Tras el descanso, España arrasa con un Butragueño inconmensurable haciendo tres goles más (uno de ellos de penalti) totalizando cuatro goles y derrotando a los nórdicos por 5-1. Sin embargo, en Cuartos ante Bélgica, el favoritismo dado por tan contundente victoria pasa factura y los belgas vencen en los penaltis tras empatar a 1 durante los 120 minutos. El seleccionador argentino (Carlos Salvador Bilardo), que ganó posteriormente la final, al ser eliminada España al fallar Eloy Olaya un penalti (contra la selección de Bélgica), manifestó a sus jugadores "Señores, han eliminado a España, no jugaremos contra Butragueño. Estamos en la final del Campeonato del Mundo". Butragueño quedó segundo máximo goleador del mundial con 5 goles, por detrás del inglés Gary Lineker con 6.

Tras el mundial, Emilio gana dos ligas consecutivas con el Real Madrid (1986/87 y 1987/88) pero no consigue ganar la Copa de Europa (gran obsesión madridista) al caer frente a Bayern Munich (finalista de 1987) y ante PSV Eindhoven (campeón en 1988). En el plano individual, gana dos Balones de Bronce en 1986 y 1987 (tercer mejor jugador europeo).

Con más problemas de los esperados, España se clasifica para la Eurocopa de Alemania Federal de 1988. Emilio Butragueño es convocado para el evento, en el que España estaba encuadrada en un difícil grupo junto a Dinamarca, Italia y a la anfitriona. España vence en su debut a Dinamarca, en Hannover, por 3-2, haciendo Emilio un gol que suponía el 2-1. Sin embargo, España hace un fútbol ultradefensivo ante Italia y Alemania Federal, que le suponen sendas derrotas por (1-0) y (2-0), respectivamente.

Tras la Eurocopa de Alemania, Emilio sigue contando con la confianza del nuevo seleccionador, Luis Suárez, que le hace habitual durante la Fase de Clasificación para la Copa del Mundo de Italia 1990. En el Real Madrid siguen los éxitos que se coronan con dos nuevos campeonatos de Liga (1988/89 y 1989/90, que suponen 5 consecutivas), las Supercopas de España de 1988 y 1989 y una Copa del Rey en 1989 y un subcampeonato en 1990. El Milán de Arrigo Sacchi vuelve a acabar con el sueño madridista de recuperar el máximo título continental y Emilio se queda sin ser campeón de Europa.

España se clasifica fácilmente para el mundial de Italia. Emilio vuelve a ser convocado para la cita mundialista y es títular durante el torneo. España supera en su grupo a Uruguay (0-0), Corea del Sur (3-1) y Bélgica (2-1). Se clasifica primero de grupo y se enfrenta a Yugoslavia en Octavos. Sin embargo, España queda eliminada en dicha ronda tras caer en la prórroga por 1-2. Butragueño no realiza un buen campeonato y se va sin marcar del torneo.

La época de victorias del Real Madrid en la liga española llega a su fin con el resurgir del FC Barcelona de Johan Cruyff en la década de los 90. Sólo gana la liga de la temporada 1994/95 (aunque con una aportación testimonial de Emilio), aunque consigue ganar el título de Copa en 1993 con un gol de Emilio en la final y la Supercopa de España en 1993. En el plano individual, gana su único trofeo Pichichi de su carrera al marcar 19 goles en la temporada 1990/91.

Tras el mundial de Italia, comienza la decadencia de Emilio en el combinado nacional. La selección no consigue clasificarse para la Eurocopa de Suecia en 1992. Con la llegada de Javier Clemente en 1992, Emilio juega su último partido como internacional en Sevilla el 18 de noviembre de 1992 frente a la República de Irlanda, en un partido de clasificación para la Copa del Mundo de Estados Unidos de 1994. A pesar de las presiones mediáticas que pedían su entrada en la selección (algo similar a lo que sucedió con Raúl en 2008), Javier Clemente no vuelve a llamarle.

A pesar de ello, consigue batir el récord de goles marcados por un jugador con la selección española. El 19 de diciembre de 1990, en partido de clasificación para la Eurocopa de Suecia 1992 disputado en Sevilla frente a Albania, Emilio Butragueño marca 4 de los 9 goles españoles (9-0) totalizando 26 goles, por los 23 de Alfredo Di Stéfano. Curiosamente, ésta sería la última vez que Emilio marcaba goles con la selección a pesar de jugar 12 partidos más.

Al final de la temporada 1994/95 abandona el Real Madrid (habiendo marcado 172 goles de los cuáles 123 fueron en 310 partidos de liga) y finaliza su carrera en el Atlético Celaya de México donde llevó al modesto equipo mexicano a realizar una de sus mejores temporadas jugando la final del campeonato contra el Club Necaxa. El 5 de abril de 1998 colgó definitivamente las botas.

Trayectoria con la selección española:


Debut con España:España 3-0 Gales (Sevilla, 17/10/1984)

Último partido con España:España 0-0 República de Irlanda (Sevilla, 18/11/1992)

Veces Internacional:69 Goles marcados:26

Victorias:37 Empates:13Derrotas:19