FUTBOLISTAS HISTORICOS DE LA SELECCION ESPAÑOLA DE FUTBOL: ALFREDO DI STEFANO

Share |

Alfredo Di Stefano


Alfredo Stefano Di Stefano Laulhé

Alfredo Stéfano Di Stéfano Laulhé, conocido como Alfredo Di Stefano, nace en Barracas, Ciudad de Buenos Aires (Argentina) el 4 de julio de 1926. Ex-futbolista argentino y español se le considera como uno de los cuatro mejores jugadores de la historia del fútbol.

Por diversas circunstancias jugó para tres selecciones distintas a los largo de su carrera (Argentina, Colombia y España), pero fue para esta última la más destacada puesto que llegó a ser durante muchos años máximo goleador de la historia hasta que Emilio Butragueño le quita esta distinción.

Alfredo Di Stéfano disputó su primer encuentro jugando para River Plate el 15 de julio de 1945 frente a Huracán. Fue el único partido en que estuvo presente en ese torneo, en el cual su equipo terminaría coronándose campeón. Al año siguiente fue cedido precisamente a Huracán, en donde se habían percatado de su inmenso potencial. Allí disputó 25 partidos y anotó 10 goles. En 1947, dada la fortuna que se pidió por su pase definitivo (la cual los dirigentes de Huracán no abonaron, por la inmiente huelga donde todos los jugadores podrían quedar con el pase en su poder, lo que terminó sucediendo el año siguiente) vuelve a River. Ese año consigue el campeonato y se consagra goleador del torneo con 27 tantos en casi 30 partidos. Fue también en ese año cuando integró la Selección Argentina que ganó la Copa América en Guayaquil (Ecuador), jugando 6 partidos y convirtiendo 6 goles.

En 1948 participa con River Plate en la Copa de Campeones de Sudamerica, un torneo oficial antecesor de la Copa Libertadores, logrando el subcampeonato y anotando 4 goles en 6 partidos.

En 1949 se inició una huelga de futbolistas, y Di Stéfano emigró al fútbol colombiano, cuya liga tenía los mejores jugadores suramericanos de la época. Fue fichado y formó parte de la plantilla de Millonarios de Bogotá, donde junto a figuras como Pedernera, Rossi, Báez y Cozzi, conformó uno de los mejores equipos de la época. Destacado por su formidable juego, Di Stéfano se consagró campeón cuatro veces con Millonarios (3 de liga y una de copa). Además, la Saeta (como lo apodaban) fue dos veces el máximo goleador del campeonato (1951 y 1952).

En 1950 no pudo disputar el campeonato del mundo de Brasil debido a que la selección albiceleste renunció a participar. Por diversas razones, nunca pudo participar en una Copa del Mundo de selecciones nacionales.

En 1952, Millonarios fue invitado a participar en el torneo internacional en celebración de los 50 años del Real Madrid, torneo en el que también participaba el Norrköping de Suecia. Allí el equipo colombiano consiguió el título, goleó 4-2 a los españoles, y logró ser visto por Santiago Bernabéu, presidente del Real Madrid en ese entonces, quien quiso contratar a Di Stéfano. Sin embargo no fue hasta la consecución de la Pequeña Copa del Mundo de Clubes por parte de Millonarios cuando se dio la negociación directamente entre el Real Madrid y el equipo colombiano, debido a la relación entre los presidentes de ambos clubes. El 19 de febrero de 1953, en el partido ante el Rapid de Viena, fue la despedida de la “Saeta Rubia”, dejando para la historia 88 goles oficiales en Liga, 10 goles en Copa de Colombia y 60 goles en amistosos nacionales e internacionales.

A partir de ahí, se produce una dura e histórica pugna entre el Real Madrid y el FC Barcelona por hacerse con sus servicios. En 1953 Alfredo Di Stéfano llegó a un acuerdo con el Fútbol Club Barcelona para incorporarse al equipo catalán. El traspaso de River Plate al Barcelona fue en un principio autorizado por la FIFA. Sin embargo el club Millonarios de Bogotá, que era dueño de los derechos del jugador hasta 1954 según convenio firmado en el Pacto de Lima, denunció la situación anómala del jugador a la FIFA por lo que ésta informó al general Franco y este mediante la Federación Española se opuso por tanto al traspaso. El 13 de mayo de 1953 llegó a Barcelona dispuesto a firmar su contrato pero, en medio de las dificultades con la Federación, Santiago Bernabéu lo convenció de romper su acuerdo con el Barça e incorporarse al Real Madrid. Además, Millonarios de Bogotá había negociado directamente con el Real Madrid. El Barcelona hizo lo propio pero de manera infructuosa.

El 15 de septiembre de 1953 la Federación Española optó por una decisión salomónica. Emitió un comunicado en el que autorizó a Di Stéfano a jugar cuatro temporadas en la Liga Española, dos en el Real Madrid y dos en el Barcelona. La comisión directiva del Barcelona, presidida por Enric Martí-Carretó, protestó por esta decisión y dimitió en pleno. La comisión gestora que la sucedió firmó un acuerdo con el Real Madrid, el 23 de octubre, en el que renunciaba a todos los derechos sobre Di Stéfano a cambio de una cantidad de dinero equivalente a la que se había gastado en ficharlo. Durante los tres meses en los que Di Stéfano permaneció en Barcelona, entrenó con la plantilla azulgrana y participó en tres partidos amistosos organizados por el club catalán, pero nunca vistiendo la camiseta barcelonista, por miedo a una sanción federativa. Curiosamente, Di Stéfano vistió la camiseta azulgrana años después, en dos partidos amistosos de homenaje, cuando ya era jugador del Real Madrid a todos los efectos.

Acerca de este fichaje hay muy distintas opiniones. Por un lado, algunos historiadores creen que el Barcelona erró a la hora de acometer el fichaje de Di Stéfano. Por otro lado, hay otros que piensan que el Barcelona sufrió presiones políticas del gobierno del general Franco para que liberase al jugador y fichase por el club madridista. También hay versiones que dicen que el Barcelona intentó traspasarlo a la Juventus de Turín, al ver que era imposible quedarse con el jugador.

Finalmente, debuta con el Real Madrid el 23 de septiembre de 1953 contra el Nancy francés, un partido que terminó en derrota por 4-2. Pero esta derrota no significó nada en el resto de su carrera, ya que su etapa madridista estuvo llena de éxitos.

Esa temporada gana la liga y se proclama máximo goleador del campeonato (algo que conseguiría en cuatro ocasiones más) pero, a pesar de tener ya la nacionalidad española, no puede disputar la Copa del Mundo de Suiza 1954 debido a que España se queda fuera por la mano de un niño italiano que sacó la bola de Turquía (España y Turquía habían empatado en todo y por aquel entonces no existía el desempate por golaverage ni por penaltis).

La mayoría de historiadores están de acuerdo en afirmar que su fichaje por el Real Madrid cambió el rumbo del fútbol español y europeo. En 1953 el FC Barcelona era el claro dominador del fútbol español. El Real Madrid, en cambio, hacía 20 años que no lograba ganar la Liga española.

Con la llegada de Di Stéfano, el Real Madrid consiguió 8 de las siguientes 11 ligas (1953-54, 1954-55 (en esta temporada se produciría el famoso marcaje de Mangriñán en Chamartin el 12 de septiembre en un partido Real Madrid - Valencia C.F., y que finalizaría con la victoria "che" por 1-2), 1956-57, 1957-58, 1960-61, 1961-62, 1962-63, y 1963-64) y una Copa del Generalísimo (1961-62). Además, Di Stéfano se erigió como el máximo goleador de la liga en cinco campeonatos.

Pero sus grandes logros fueron a nivel internacional, donde consiguió 5 Copas de Europa consecutivas (consiguiendo además dos subcampeonatos) y una Copa Intercontinental. También consiguió el Balón de Oro al mejor jugador europeo en 1957 y 1959 y fue máximo goleador de la Copa de Europa en 1958. Su último partido oficial con el Real Madrid fue el 27 de mayo de 1964 en una derrota por 3-1 contra el Inter de Milán por la final de la Copa de Europa. Tras esa final, Di Stefano discutió con el entrenador del Real Madrid, Miguel Muñoz, por haber decidido que Amancio Amaro (Extremo Derecha) marcase al lateral izquierdo rival (Giacinto Facchetti). Ambos se insultaron. Posteriormente, Miguel Muñoz no le convocó para disputar un partido de Copa frente al Atlético de Madrid. Poco después, Santiago Bernabéu comunica que podía abandonar la entidad con destino a otro club o quedarse, en palabras textuales, de cualquier cosa. Años después, Alfredo Di Stefano confesó en un documental que las palabras "quedarse de cualquier cosa" le dolieron mucho, rechazando la propuesta del Presidente madridista y fichando por el Real Club Deportivo Español de Barcelona, dónde jugaba su amigo Ladislao Kubala.

El 20 de agosto de 1963, Alfredo Di Stefano es secuestrado en Caracas por miembros del Frente de Liberación Nacional de Venezuela. El Real Madrid participaba en la Pequeña Copa del Mundo de Clubes. Dos supuestos policías se presentaban en el hotel del Real Madrid e invitan a Alfredo a acompañarlos a la comisaria acusándole de trafico de drogas. En el coche le confirman: "Esto es un secuestro. No le va a pasar nada. Somos revolucionarios que no estamos de acuerdo con el régimen de nuestro país. Le soltaremos enseguida". A los dos días le dejaron en libertad.

Su debut con la selección española se produce el 30 de enero de 1957 en un amistoso disputado en el Santiago Bernabéu frente a Holanda. España vence por 5-1, marcando Di Stéfano 3 goles. Las espectativas del debut se fueron diluyendo en la Fase de Clasificación para la Copa del Mundo de 1958 en Suecia. España pincha en el primer partido frente a Suiza en casa (2-2), lo que va arrastrando durante toda la clasificación a pesar de contar con jugadores de la talla de Di Stéfano, Maguregui, Gento, Kubala, Luis Suárez, Rial y Ramallets. Finalmente se clasifica Escocia.

Por el contrario, España sí se clasificó para el mundial de 1962 en Chile. Pero estaba escrito que Di Stéfano no iba a disputar nunca una fase final. Se lesiona antes de la cita mundialista y, aunque viaja con el equipo, no puede jugar.

Su último partido con la selección lo disputó en París ante Francia el 10 de diciembre de 1961 (1-1). En total, disputó 31 partidos con la selección marcando 23 goles.

Terminó su carrera como jugador disputando dos temporadas en el Real Club Deportivo Español de Barcelona.

Como técnico ganó un campeonato argentino con Boca Juniors y River Plate, una liga española y una Recopa de Europa con el Valencia CF y una Supercopa de España con el Real Madrid.

Fue nombrado Presidente de Honor del Real Madrid en el año 2000, cargo que mantuvo hasta su muerte por un fallo cardíaco el 7 de Julio de 2014.

Trayectoria con la selección española:


Debut con España:España 5-1 Holanda (Madrid, 30/01/1957)

Último partido con España:Francia 1-1 España (París, 10/12/1961)

Veces Internacional:31 Goles marcados:23

Victorias:20 Empates:5Derrotas:6

A lo largo de su carrera deportiva disputó 698 partidos oficiales marcando 510 goles.