HISTORIA DE LA SELECCION ESPAÑOLA DE FUTBOL: TRAVESIA POR EL DESIERTO (1968-75)

Share |

Travesía por el desierto (1968-75)


Con la salida de Villalonga, España entró en un periodo bastante irregular en el que estuvo ausente en todas las competiciones internacionales y en que tan solo cabe destacar la eliminación en Cuartos de Final en el clasificatorio para la Eurocopa 1968 tras caer contra Inglaterra.

La eliminación prematura de España en el Mundial de Inglaterra le costó el puesto a José Villalonga. La Federación le dió el puesto a Domingo Balmanya, que había hecho campeón de liga al Atlético de Madrid en el temporada 1965/66. Sin embargo, su paso por la selección no fue bueno. Se le acusó de cierto conservadurismo. España defendía título europeo en una Eurocopa que había cambiado de formato. Ya no había eliminatorias directas sino que había ocho grupos de cuatro equipos cada uno, dónde se clasificaba el primero de cada uno de ellos para las eliminatorias de cuatros de final. España quedó emparejada en su grupo de clasificación junto a Checoslovaquia, la República de Irlanda y Turquía. A pesar de tener jugadores de gran calidad en el equipo (Luis Aragonés, Rifé, Pirri, Claramunt, Velázquez y Amancio), las tácticas ultradefensivas complicaron muchísimo la clasificación española. No marcó ningún gol a domicilio, perdiendo 1-0 en Praga y empatando a 0 en Estambul y la República de Irlanda. Sin embargo, tres victorias locales nos dieron opciones de clasificación hasta el final. Caprichos del calendario de la UEFA permitieron a Checoslovaquia saber todos los resultados de España antes de sus dos últimos partidos de clasificación. En el último, jugado en Praga ante la República de Irlanda, los checoslovacos precisaban de un empate para acceder a cuartos pero, a pesar de adelantarse en el marcador, perideron por 1-2 ante unos "sorprendentes" irlandeses que no se jugaban nada. El partido fue bautizado por la prensa española como "El milagro de Praga". Otro hecho curioso de esta accidentada fase de clasificación es que en el partido jugado en Praga sonó el Himno de Riego (Himno español durante la República), lo que provocó la indignación de la espedición española, y a punto estuvo de costar la suspensión del partido. Los dirigentes de la Federación checa se disculparon mediante una nota por escrito argumentando que en sus partituras musicales figuraba el himno vigente en el último enfrentamiento disputado en tierras eslavas (Abril de 1936).

España obtuvo, por tanto, el pase a cuartos de final. Su rival fue la selección inglesa (campeona del mundo en 1966) que se había clasificado primera de su grupo (curiosamente ante sus vecinos de las islas: Escocia, Gales e Irlanda del Norte). El partido de ida se jugó en Londres. España aguantó el 0-0 hasta el minuto 85, en el que Bobby Charlton marcó el 1-0 definitivo. En la vuelta Inglaterra fue infinitamente superior (a pesar de la baja de Gordon Banks en la portería). España se adelantó por medio de Amancio pero Peters y Hunter dieron la vuelta al marcador en el segundo tiempo.

Esto supuso el fin de Domingo Balmanya como seleccionador nacional. La prensa española bautizó a este equipo como el "Equipo del Miedo", por las tácticas ultradefensivas empleadas. Como dato queda que España fue incapaz de hacer un sólo gol en cuatro partidos a domicilio.

En la fase de clasificación para la Copa del Mundo de 1970, España quedó encuadrada en el Grupo 6 con Bélgica, Yugoslavia y Finlandia, quedando tercera por detrás de Bélgica (clasificada) y Yugoslavia. Fue un periodo difícil con hasta cuatro seleccionadores diferentes (Eduardo Tobas, Luis Molowny, Salvador Artigas y Ladislao Kubala). Este último se hizo cargo de la selección en 1969 hasta 1980.

Para la fase de clasificación de la Eurocopa de 1972 (disputada en Bélgica) España quedó encuadrada en el Grupo 4 junto a la URSS, Irlanda del Norte y Chipre. España quedó segunda por detrás de la URSS no pudiendo acceder a los Cuartos de Final. La clave de la eliminación estuvo en la derrota por 2-1 en Moscú y en el empate a 0-0 ante los soviéticos en Sevilla. España fue superior en ese partido pero no pudo abrir la portería visitante. Una victoria le habría dado la clasificación.

España tampoco pudo clasificarse para la Fase Final de la Copa del Mundo de 1974 disputada en Alemania Federal. Quedó emparejada en el Grupo 7 de clasificación junto a Yugoslavia y Grecia. España quedó empatada a puntos con Yugoslavia por lo que hubo de disputarse un partido de desempate para decidir la clasificación. Con las normas de desempate actuales España se habría clasificado, puesto que había marcado un gol más que Yugoslavia con la misma diferencia de goles. Sin embargo, este tipo de desempate todavía no estaba vigente y en el partido de desempate, disputado en el Waldstadion de Frankfürt, Yugoslavia venció por 1 gol a 0 (Katalinski a los 10´), quedando España eliminada.

Para la Eurocopa de 1976 disputada en Yugoslavia, España quedó emparejada en el Grupo 4 de clasificación junto con Rumanía, Escocia y Dinamarca. España accedió a los Cuartos de Final, ya que fue primera de grupo, aunque sin jugar bien y gracias a los buenos resultados cosechados a domicilio (donde no perdió ningún partido). En Cuartos cayó frente a la selección de Alemania Federal (1-1 en la ida disputada en Madrid y 2-0 para los alemanes en Munich). El mal arbitraje de la vuelta decidió la eliminatoria (los dos goles alemanes fueron en fuera de juego). La selección jugó mucho mejor que en la fase de grupos pero no fue suficiente para eliminar a los actuales campeones del mundo.

Sin embargo, a pesar de quedar eliminada, España demostró una mejoría en su juego que se vería refrendada en la Fase de Clasificación para la Copa del Mundo de Argentina 1978.










Estadisticas profesionales