HISTORIA DE LA SELECCION ESPAÑOLA DE FUTBOL: ORIGENES Y PRIMEROS AÑOS

Share |

Orígenes y primeros años


La Selección española de fútbol fue creada en el año 1920 con el objetivo de presentar un equipo que representase a España en los Juegos Olímpicos de Amberes (Bélgica). La Selección disputó su primer partido oficial el 28 de agosto de 1920, en el estadio de La Butte de Bruselas (Bélgica), en los mencionados Juegos Olímpicos. El partido la enfrentó a la selección de Dinamarca. Ganó el encuentro España por 1-0, con gol de Patricio. La alineación de la Selección española estuvo formada por Zamora, Samitier, Sesúmaga, Otero, Arrate, Belauste, "Pichichi", Acedo, Eguiazábal, Patricio y Pagaza. En esta Olimpiada, España consiguió su primera medalla olímpica en fútbol, al ganar la plata. La peculiaridad del torneo fue que Checoslovaquia fue descalificada del torneo por abandonar la final frente a Bélgica lo que provocó que se realizara un nuevo torneo para dilucidar las medallas de plata y bronce. Torneo que ganó España en la final frente a Países Bajos por 3 a 1.

España jugó su primer partido en casa en 1921 batiendo a Bélgica por 2-0 en Bilbao. También se convirtió en el primer equipo no británico en vencer a Inglaterra (4-3) en un partido amistoso disputado en Madrid en 1929.

La Federación Española, alegando el largo viaje en barco hasta Uruguay, rechazó tomar parte en la Copa del Mundo de 1930. Cuatro años más tarde, España participó en la Copa del Mundo de Italia en 1934, donde tras vencer a Brasil en octavos de final por 3 a 1, cayó derrotada por el equipo anfitrión en un partido de desempate (1-0) tras haber empatado un primer partido (1-1). En el primer encuentro, el gol italiano vino precedido de una falta al guardameta español Ricardo Zamora. El segundo partido (jugado el día siguiente) estuvo marcado por las ausencias por lesión en ambos equipos (entre ellos Ricardo Zamora). En ambos partidos la selección española se vio perjudicada por las actuaciones arbitrales, sobre todo, en el segundo donde Meazza se sube literalmente encima del guardameta español Nogués (el cuál jugó curiosamente su único partido como internacional) ante de marcar el gol de la victoria italiana. El árbitro suizo que dirigió la segunda contienda fue suspendido a perpetuidad por su parcial actuación. Esto privó a una de las mejores selecciones españolas de todos los tiempos (con jugadores de la talla de Ricardo Zamora, Regueiro y Quincoces) de una más que probable victoria en una Copa del Mundo que ganaron los italianos. Posteriormente, la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial hicieron que España no pudiera volver a participar en un mundial hasta 1950 (no se disputo ninguno hasta ese año).

En Brasil 1950 España consiguió su mayor logro en una Copa del Mundo tras acabar en la cuarta posición. En la primera fase la selección logró tres victorias frente a Chile (2-0), Estados Unidos (3-1) e Inglaterra (1-0), en este último encuentro Telmo Zarra logró un histórico gol que alcanzó gran fama gracias fundamentalmente a la locución radiofónica que del mismo hizo Matías Prats. Posteriormente los cuatro ganadores de cada grupo jugaron una liguilla para dilucidar el campeón mundial, donde España perdió contra Brasil y Suecia y tan sólo pudo empatar con Uruguay, que acabó siendo la campeona.

España no se pudo clasificar para disputar ninguno de los dos mundiales siguientes, en Suiza 1954 y en Suecia 1958. En el de 1954, tras vencer a Turquía en Madrid (4-1) y perder en Estambul (1-0), se disputó un partido de desempate (entonces no se tenía en cuenta el gol-average, sólo las victorias) en Roma que finalizó en empate (2-2), por lo que la clasificación en una época en la que no se realizaban tandas de penaltis se dilucidó por sorteo. El niño italiano Franco Gemma sacó de un sombrero el papel con el nombre de Turquía y España quedó eliminada. Mientras que en la Clasificación para la Copa Mundial de Fútbol de 1958 España quedó encuadrada en un grupo clasificatorio junto a Escocia y Suiza, siendo superada por el conjunto británico debido a un inesperado empate a 2 contra Suiza en Madrid.

En la década de los años 1960 comenzó a disputarse la Eurocopa de fútbol. España debutó en la primera edición disputada en 1960 en la cual, tras derrotar a Polonia por 7-2 en los Octavos de Final, no pudo seguir participando, ya que se retiró al negarse a jugar contra la URSS por motivos políticos.



































Estadisticas profesionales